Conóceme…

Maria Urteaga

Mi nombre es Maria Urteaga

Tengo 45 años y estoy felizmente casada con mi esposo desde hace 15 años .

Aunque nuestra relación tuvo sus momentos de peligro y todo por las hemorroides de las que padecía.

Pero antes de contarte como cambió todo déjame hacerte la historia completa.

Como empezó mi problema

Hace menos de 1 año fui diagnosticada con hemorroides, las causas pudieron ser varias: mis problemas de peso o la mala dieta que llevaba pero desde el momento en salieron estos bultos como bolsas en el ano mi vida dio un giro de 360 grados.

Para empezar los dolores eran insoportables y al menos 2 veces al día me tenía que someter a baños de asiento para lograr calmarlos pero además tenía picazón, ardor y sangrado que muchas veces atravesaba la ropa interior y se me reflejaba en los pantalones lo que me causó varios problemas.

Pero lo peor era en la intimidad, tenía que hacer el amor con la ropa puesta pues me daba pena que mi esposa pudiera ver o sentir mis almorranas, esto realmente me afectó mucho al punto en que llegué a rehuir el sexo con mi pareja.

Esto no podía continuar así

No creas que no busqué ayuda médica pero de nada me resultó pues el doctor solo me recomendaba supositorios y cremas que estuve usando durante 2 meses sin obtener ningún resultado; llegué incluso a probar con unos remedios caseros que me recomendó un amigo pero las hemorroides continuaban molestando.

No me iba a rendir si antes dar guerra

Comencé entonces a buscar donde lo hacemos casi todos: Internet y encontré un foro excelente donde habían muchas personas con mis mismos problemas, realmente no pensé que fueran tantos.

Lo mejor de esto es que conocí a una mujer que me recomendó el libro electrónico Basta de Hemorroides de Miguel Carretto y entonces fue que todo se solucionó.

Después de pasar por el clásico escepticismo inicial me adentré en la lectura comprobando que no se trataba de una estafa, en realidad todo estaba bien explicado y te decían paso a paso lo que debías hacer para eliminar las hemorroides.

En la primera semana los resultados eran prometedores y para tercera semana ya no tenía más hemorroides, casi ni lo podía creer.

Lo mejor de todo es que puedo estar nuevamente con mi mujer sin miedos ni incomodidades, además se acabó la picazón y el molesto sangrado.

Mi consejo es que si sufres de almorranas busques el libro Basta de Hemorroides, te aseguro que no te vas a arrepentir.

CLIC AQUÍ para descargar Basta de Hemorroides Ahora! 🙂

No comments yet.

Leave a Reply